Trump impuso aranceles al arte chino y despertó críticas

El mundo del arte está cada vez más preocupado por la guerra comercial del presidente Donald Trump con China.

La lista de productos por un valor de US$200.000 millones a los que se les aplicarían los aranceles incluye pinturas, esculturas, collages, cerámica y artículos coleccionables históricos, junto con antigüedades de más de 100 años.

Los críticos del plan arancelario dicen que disuadirá a los coleccionistas privados y marchantes de adquirir arte y artículos culturales chinos, y dado que los museos dependen de las donaciones, estos y el público sufrirán los efectos. También cuestionan la efectividad de tratar de estimular la producción de EE.UU. o cambiar el comportamiento comercial de China apuntando al arte.

“Si a todo se le aplica un arancel del 25 por ciento, en realidad perjudicará a la gente aquí en EE.UU.”, dijo Daniel Chen, director de la galería Chambers Fine Art en Nueva York. “¿A quién están tratando de castigar?”

Chen se encuentra entre más de una docena de personas y grupos que han enviado comentarios publicados en el sitio Regulations.gov en oposición a los aranceles. También se llevará a cabo una audiencia del 20 al 23 de agosto en Washington para que empresas y grupos evalúen los gravámenes propuestos a más de 6.000 categorías de bienes, desde productos químicos hasta llantas neumáticas y tarjetas de circuitos. La incorporación de arte y antigüedades muestra cómo la escalada de la guerra comercial afecta a sectores que no suelen estar asociados con disputas comerciales.

Aranceles de China

El 6 de julio EE.UU. impuso aranceles sobre US$34.000 millones en productos chinos y el 23 de agosto entrarán en vigencia gravámenes a otros US$16.000 millones en bienes, en respuesta a las acusaciones de robo de propiedad intelectual y otras prácticas comerciales desleales. La administración ha identificado otros US$200.000 millones en productos a los que podría aplicar impuestos y está evaluando aumentar la tasa al 25 por ciento desde el 10 por ciento propuesto inicialmente. China ha anunciado nuevas represalias.

Las importaciones de productos originarios de China el año pasado incluyeron US$107,2 millones para antigüedades centenarias y US$66,6 millones para pinturas, dibujos y pasteles a mano, según datos del censo de EE.UU.

Compradores chinos

No todos en el mundo del arte están preocupados. Tad Smith, máximo ejecutivo de Sotheby’s, dijo en una conferencia telefónica después de su informe de resultados el 6 de agosto que si bien la casa de subastas prefiere un entorno comercial estable y en crecimiento, el gravamen afectaría solo al 0,1 por ciento de todas sus obras de arte chinas vendidas en Nueva York.

“La verdadera compra de arte chino se hace en China”, dijo Larry Warsh, empresario de Nueva York que ha estado coleccionando arte contemporáneo chino por más de 15 años.

Aun así, algunos comerciantes de arte y directores de museos están preocupados por el efecto dominó de los aranceles.

Algunos proyectos nunca sucederán si las obras se vuelven un 25 por ciento más caras debido a los aranceles, dijo Chen. Citó una próxima exhibición del artista chino Shang Yang, cuyas obras se han vendido por hasta US$4,9 millones en subastas en China. El artista de 75 años que vive en Pekín hará su debut en EE.UU. el próximo mes.

“Algo como esto nunca podrá suceder si hay un arancel del 25 por ciento”, dijo Chen.

Powered by WPeMatico

Smart Home

AdSense